domingo, 18 de noviembre de 2007

El frío concierto de BJÖRK en Chile.


He aquí un extracto del artículo sobre el último concierto de BJÖRK en Chile, el pasado 10 de Noviembre de 2007. El artículo es de R. Pérez y aparece en la página de la Revista Fakxion:

Un show preciosista evidentemente maqueteado de comienzo a final, sin posibilidades de malograrse, sobretodo y teniendo en cuenta que nos encontrábamos ante una notable selección de músicos (Chris Corsano, Marc Bell, The Icelandic Wonderbrass) lo que me hace recapacitar que, si bien si se le puede dar una cuota de genialidad a Björk esta debería ser por su gran capacidad de asimilar una buena cantidad de influencias desde sus colaboraciones, me refiero a colaboraciones de gente legendaria como la de Robert Wyatt (Medùlla), Will Oldham (Drawing Restraint 9, 2005) de gente más joven como Antony Hegarty y Lightning Bolt (Volta, 2007), siempre éstas en sus mejores momentos de creación, apartando una parte importante en logros en sus últimos tres discos nombrados, irónicamente un colador para oídos menos preocupados por la supuesta frescura que todos los medios le admiran tanto. Su música ha madurado, y como ya lo he mencionado antes, ha abierto infinitas posibilidades guiándose por el rumbo de otros o mejor dicho recolectando buenas ideas. Una presentación de no más de 90 min. Con una buena dosis de éxitos, casi todos filtrados y lanzados de distintas formas, siendo esto lo más notable del espectáculo: beats acelerados y marcados, seguidos con elegancia por los vientos de los Wonderbrass, con un Marc Bell como un importante protagonista secundario, conjugando una buena cantidad de melodías en miniaturas, y secuencias duras más acidas, recordó algunos momentos a los primeros Autechre antes que su Experimental Techno fuese bautizado de otra forma, y hasta sonó un pequeño sample de “Freak” del excelente Sheath (2003) entre un aselerada version de la “Hyperballad” y el aún más euforico “Pluto” dudo que mucha gente se huviese dado cuenta, pero almenos las personas que me acompañavan no se cansavan de lamentarce por no haber apreciado a Marc Bell trabajando en solitario en nuestro país, como sucedio con Chris Corsano el joven baterista. Nos hallamos a un Corsano muy concentrado, trabajando como una maquina más, muy lejos de su trabajo cercano al Free jazz, únicamente siguiendo el frenético rumbo de los aparatos del LFO, utilizando varios de los utensilios que había utilizado un día antes en su notable presentación en solitario, ahora mucho más comedido. Björk posee un registro vocal extraño, muy cautivante eso sí, pero en ningún caso de gran calidad, revienta y hastía cuando sube los tonos, la euforia no le sienta bien, se mueve con una torpeza exagerada en el baile que llega ser adorable, como una niña de 3 años en el cuerpo de una borracha de más de cuarenta. Y viéndola en escenario me es inevitable pensar que su magnetismo con el mundo pop se ha forjado por mitos sobre su genialidad, algunos escándalos con la prensa, un coqueteo por la farándula de la alta costura, pero ahora en cambio nos encontramos con una verdadera dama, quitada de bulla, almenos por lo que se apreció en directo, más alla me importa una hueva. Me parecio que vino a cumplir bien su trabajo: dejar contento al público, y que esto podría haber sido en cualquier otra nación, sin sobresaltos o diferencias muy notorias.



Página de la revista FAKXION:

http://www.fakxion.cl.nu

Así pues, atrás quedaron los tiempos de la Björk como estudiante original de un conservatorio de música de Islandia, esa chiquilla inquieta admiradora de Stockhausen, integrante de bandas que la rompieron como KUKL o SUGARCUBES. Para recordar aquí les va un video de Björk con su antigua banda SUGARCUBES, el tema "Cold sweat":

Released: January 1988
Directed by: Óskar Jónasson / The Sugarcubes
Song written by: The Sugarcubes
Song produced by: Derek Birkett & Ray Schulman